Encargos a medida

Guipúzcoa monumental. 1850-1950

Los Clásicos de las Finanzas

Cuaderno de dibujos de José Manuel Aizpúrua

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Inicio / Encargos a Medida

Guipúzcoa monumental: 1850 - 1950
Cliente: El Diario Vasco. 1993

. . . . . . . . . . . . . . . . .
Introducción Sinopsis PrólogoVisor

 

Si la misión de un periódico es la de informar, formar y entretener, nos ha parecido que con estas entregas que hoy iniciamos cumplíamos con las tres misiones mencionadas. Porque en ellas, además de entretener, se informa sobre monumentos, rincones, paisajes, viejas  piedras envueltas en tradiciones y leyendas que tal vez hayamos visto varias o muchas veces, pero de los que no conocemos su pasado, su origen, su historia en suma, o que nunca hayamos pasado nuestra mirada sobre ellos y ésta de hoy sea la primera noticia que tengamos[…].

[…] Estos suplementos que vamos a publicar en las próximas semanas servirán a muchos para dar marcha atrás en algunos aspectos de sus vidas y volver a vivir unas horas que han quedado arrinconadas en la zaga del recuerdo.

Nosotros, al dar a la luz estas estampas, hemos recordado lo que decía Stendhal que él hacía: salía a un camino, se sentaba al borde del mismo y miraba a un espejo que colocaba junto a él. Así contemplaba el paisaje y al paisanaje. Luego, en la soledad de su habitación, meditaba sobre lo que el espejo le había ido mostrando. No hemos hecho nosotros lo mismo, pero a veces la labor llevada a cabo por Mª Ángeles Aizpúrua y Paloma Roda, que han buscado en archivos, bibliotecas y hemerotecas y que ha consistido en documentarse a fondo y luego escribir estas entregas, nos ha recordado lo que había dicho el autor de “La Cartuja de Parma”[…]

Esperamos que esta publicación agrade a todos y que todos con su lectura vuelvan a pasar instantes análogos a los que vivieron cuando admiraban el valle jugoso y verde que guarda unas piedras históricas, o desde el pretil del Paseo Nuevo intentaban captar con sus ojos el rayo verde que en el horizonte deja ver unos segundos el sol que se oculta o los remos de oro de los bateleros que bogan al llegar los últimos rayos del día a las aguas […].

Recoge el texto algo de la vida de San Sebastián y de Guipúzcoa en un período de tiempo que va de 1850 a 1950. Cien años que nos han dejado algo más, mucho más que recuerdos, y los retratos o estampas que ofrecemos al lector son retazos de la pequeña, y a veces de la grande, historia de nuestro pueblo.

                                                               EL DIARIO VASCO,  1993

 

Todos los derechos reservados - Editorial Scriptum 2010