Encargos a medida

Guipúzcoa monumental. 1850-1950

Los Clásicos de las Finanzas

Cuaderno de dibujos de José Manuel Aizpúrua

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Inicio / Encargos a Medida

Los Clásicos de las Finanzas
Cliente: Safei - Bolsa de Madrid. 2001

. . . . . . . . . . . . . . . . .
Introducción Sinopsis Visor

 

SOCIEDAD RECTORA DE LA
BOLSA DE VALORES
DE MADRID, S.A.

EI desarrollo de los nuevos procedimientos vinculados habitualmente a la innovación tecnológica tiene, como hemos podido comprobar, efectos muy beneficiosos para la economía en general y para el funcionamiento de los mercados de valores en particular. Todos recordamos los esfuerzos que implicaba la manipulación de los títulos físicos e incluso la organización de los almacenes de depósito donde se custodiaban los mismos, (correspondientes a las acciones y obligaciones representativas que cotizaban en las Bolsas). La aplicación practica de los nuevos sistemas de liquidación de valores junto con la conversión de los títulos en anotaciones en cuenta, ha supuesto la simplificación de los procesos de manipulación, permitiendo multiplicar por seis el número de transacciones diarias y por veinte el volumen de las operaciones entre 1992, año en que se aprobó la actual regulación del registro y liquidación de valores, y 2000. En un día del año 2001, se negocia tanto como en el año 1985.

Desgraciadamente, los progresos en eficacia y productividad han supuesto la pérdida de algunos aspectos materiales incorporados a los títulos representativos del capital y del endeudamiento de las empresas y las administraciones públicas. La desaparición de los títulos físicos supone la pérdida de manifestaciones artísticas gráficas incorporadas a los títulos valores, las cuales han sido en alguna ocasión más valoradas que el propio precio al que cotizaba la acción.

A este respecto, valga recordar aquella anécdota sucedida en los años ochenta en la que un inversor solicitó se le entregaran los títulos físicos que había adquirido; los responsables de los sistemas de liquidación no entendían el capricho del inversor, cuya atención resultaba muy engorrosa de complacer. "¿Será que no confía en el sistema?”, se preguntaban posiblemente los afectados. La respuesta fue muy diferente. La cotización de esa Sociedad era de aproximadamente 50 pesetas por título, precio al cual el inversor estaba dispuesto a comprar no por su valor bursátil, sino por su valor artístico, al objeto de decorar su domicilio con los títulos físicos.

Iniciativas como la desarrollada por SAFEI con la colaboración de la Bolsa de Madrid representan una contribución a la difusión de las diferentes manifestaciones del arte vinculadas al sector financiero. A través de una selección de títulos, pertenecientes a la biblioteca de la Bolsa de Madrid -memoria histórica de nuestra actividad- podemos recorrer algunos aspectos de la evolución de la sociedad española, desde la constitución de la "Compañía Anónima de las Neveras del Guadarrama” a ''Altos Hornos de Vizcaya”.

Confiemos en que el binomio finanzas-tecnología no deje de lado a la cultura, en un mundo cada vez más necesitado de manifestaciones no numéricas.

Antonio J. ZOIDO
Presidente de la Bolsa de Madrid


Junio, 2001

 

 

Todos los derechos reservados - Editorial Scriptum 2010